Actitud 43 es atreverte a vivir la vida sin importar lo que digan los demás y eso es lo que se respiraba en todo el recinto de la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid.

Por supuesto, tuvimos algunos invitados especiales que se pasaron a vernos por el Kissing Room  a descansar un poquito entre desfile y desfile y tomarse un Ginger 43. Uno de ellos fue Rai Robledo, fotógrafo, de carácter muy inquieto y un todoterreno a la hora de cubrir eventos y desfiles de moda, así que no podía faltar a este evento tan señalado. ¿Cómo lo vivió? ¿Qué es la actitud 43 para él? Nos lo cuenta él mismo.

Cuéntanos todo sobre el sábado en MBFW

«El pasado sábado estuve en una nueva edición de la MBFW donde pude asistir de la mano de Licor 43 al desfile de Juan Vidal. Fue genial, el ambiente y las ganas de disfrutar de su nueva colección. Creó un clima perfecto para disfrutar de sus nuevas creaciones a ritmo de música electrónica. Es una maravilla poder tener cada seis meses la MBFW y estar rodeado de tanta creatividad y tanto arte.

Me encanta el ambiente que rodea esta semana de la moda, todo el público que asiste con ganas de ver las nuevas colecciones y de paso disfrutar de las propuestas y actividades que traen todas las marcas que esponsorizan este evento. 

Y por supuesto uno de los mejores momentos es el Kissing Room, donde te encuentras con amigos y conocidos. Se respira un ambiente festivo, divertido sea la hora que sea. Después del desfile tomamos un espectacular Ginger 43, el nuevo cóctel de Licor 43. Nos encantó. «

¿Cómo definirías la actitud 43?

«Y es que no hay nada mejor que estar siempre rodeado de buenos amigos y buenos planes. Esa es mi actitud 43.  Es maravilloso levantarte cada mañana pensando lo afortunado que eres por vivir de lo que más me gusta, la fotografía, desde hace ya más de diez años. La fotografía es una afición que se convirtió en trabajo y que por suerte siegue siendo una de mis grandes pasiones. Y ahora compaginándolo con mi faceta de padre, el gran momento en mi vida. Desde hace dos años disfruto cada segundo de mi pequeño, no puede haber nada más bonito y emocionante que ver su cara cada día. 

A veces es complicado compaginar trabajo y familia, pero al final, con una actitud positiva, es mucho más fácil y acabas sacando todo adelante. Todo es cuestión de organizarse y sí, de la actitud con la que te enfocas las cosas. 

Y más ahora que las redes sociales se han convertido en otro trabajo, estoy encantado porque te dan tantas oportunidades, tantas alegrías… A parte de la gente que he conocido, y que muchos se han convertido en amigos, me ha dado un nuevo trabajo, el de conocer y colaborar con marcas muy afines a mi trabajo y mis aficiones, como la música, el motor, los viajes y la propia fotografía… Y todo esto no se consigue con suerte, se consigue con una actitud positiva. Esa es la actitud 43, buscar todas esas cosas que te hacen feliz. Porque las cosas no llegan solas, se buscan. 

Viva la actitud 43, la de disfrutar y ser consciente de lo afortunado que eres