Aitor Saraiba, artista hasta la médula

Aitor Saraiba dibuja, escribe, pinta, crea cerámica, expone, vende los cojines de su madre, cultiva amistades, escucha música, y trabaja «25 horas» al día, pero si algo tienen en común sus piezas es que contienen su autobiografía, lo que ama y lo que teme, sus sueños y pesadillas.

Cada obra lleva su tiempo y según sus palabras, a veces se le ocurre un dibujo y lo hace «en tres minutos», com puede tardar varios días en pintar un cuadro o varios años hasta que decide imprimir sus libros de ilustraciones con los que se han expuesto en festivales internacionales de fotografía como PhotoEspaña.

Aitor nació en los ochenta en Talavera de la Reina (Toledo) y se considera amante de la música heavy y a su vez un poeta en toda regla, urbanita y divertido a su vez, que se ha ido haciendo madrileño de adopción. ¿Qué lugares han ayudado a crear ese sentimiento? Nos los indica todos uno por uno, con direcciones incluidas para que puedas visitarlos todos por ti mismo.

 

 

«Todos tenemos nuestro propio mapa de la ciudad donde vivimos. Un mapa que no responde a ningún plan urbanístico, si no a unas experiencias emocionales que han construido el atlas de nuestra vida.
Nuestra ciudad y los lugares en las que nos hemos enamorado, desenamorado, encontrado amigos que terminarían siendo nuestra familia, llorado, reído y vivido días que no se borrarán jamás, que han quedado suspendidos en el tiempo desafiando al olvido.
No son espacios que hayamos elegido, han ido apareciendo, como seres inteligentes, cuando más los necesitábamos. Seguramente antes de entrar por la puerta no sabíamos que íbamos a encontrar allí a esa persona a la que aún no conocíamos, pero con la que vamos a terminar pasando el resto de nuestra vida. O que iba a sonar esa canción que parece escrita solo para nosotros y la noche iba a dejar de ser oscura.
Son muchos los lugares, los recuerdos, las personas. Aquí dejo las direcciones de algunos lugares que, por un motivo u otro, han sido parte del destino donde me llevó mi brújula, que es mi corazón.»

  1. Bar Cock, Calle de la Reina, 16
  2. Dry Bar 1862, Calle Pez, 27
  3. De Vinos, Calle de la Palma, 76
  4. El Callejón de la Virgen, Calle Acuerdo, 3
  5. Gris Bar, Calle de San Marcos, 29
  6. El Maño, Calle de la Palma, 64
  7. Areia, Calle de Hortaleza, 92
  8. Ocho y medio, Calle de Martín de los Heros, 11
  9. Estupenda Bar, Calle de San Roque, 14